CYBconsultoría

Business Management Consulting
No es cuestión de frío o calor por Patricio Caballero Barrios C&B Consultoría

No es cuestión de frío o calor, por Patricio Caballero Barrios

Que haga frío o calor, estemos en lugares abiertos o cerrados no sirve de nada si no mantenemos controlados otros factores más importantes como son las medidas higiénicas preventivas.

Desde marzo que empezó todo esto para nosotros, hemos estado escuchando continuamente como influía el tiempo, la temperatura, la humedad en la propagación del SARS-COV-2 y nos hacían ver que cuando llegara el verano todo se iba a calmar e incluso con algo de suerte que desapareciera hasta la llegada del invierno.

Pues bien, la segunda oleada ha venido durante los meses de verano y en muchos países con clima tropical o con temperaturas altas la pandemia ha seguido su curso.

Nos dicen muchos expertos en distintos comunicados (Y tienen razón por supuesto) que las condiciones ambientales influyen en la propagación del virus debido a una serie de factores:

  1. Sociológicos: Durante el verano se tiende más a estar en espacios abiertos que cerrados y la ventilación es fundamental para minimizar riesgos.
  2. Microbiológicos: la radiación solar inactiva el virus así como la humedad elevada y la vida media del virus se ha demostrado que es mayor en ambientes fríos y con humedad baja.
  3. Fisiológicos: El sol favorece la síntesis de vitamina D en la piel y ésta mejora la respuesta inmune ante cualquier agente infeccioso y debemos añadir también que cuando respiramos aire a bajas temperaturas disminuye la temperatura del epitelio nasal y como consecuencia disminuyen las defensas respiratorias locales dando esta cadena a aumentar el riesgo de infecciones de cualquier tipo.

Pero independientemente de esto y de la veracidad que tiene lo que sí está claro es que es un factor que si lo tenemos en cuenta aislado no nos lleva a ninguna parte, que quiero decir con esto, que haga frío o calor, estemos en lugares abiertos o cerrados no sirve de nada si no mantenemos controlados otros factores más importantes como son las medidas higiénicas preventivas.

 

No es cuestión de frío o calor por Patricio Caballero Barrios C&B Consultoría

 

No podemos olvidar ya sea verano o invierno las 5 claves que nos da la OMS para evitar el contagio y la propagación del virus:

  1. MANOS: Lavarlas con agua y jabón o solución hidroalcohólica.
  2. CODO: Cubrirnos la boca y nariz con el interior del codo al toser o estornudar y si utilizamos pañuelos de papel desecharlos inmediatamente y después lavarse las manos.
  3. CARA: No tocarnos la cara y en especial los ojos la nariz y la boca.
  4. DISTANCIA: Como mínimo 1 metro y si es más pues mejor, no relajarse cuando estamos con familiares o amigos.
  5. SÍNTOMAS: Si los tenemos quedémonos en casa y sigamos las instrucciones de las autoridades sanitarias.

Y aquí está el kit de la cuestión no nos podemos relajar por el simple hecho de estar en una terraza al aire libre o en el porche de casa de algún familiar o amigo. Si no seguimos insistiendo en la importancia de estas medidas el virus no entenderá de estaciones del año o de temperaturas y aunque esté más débil conseguirá su propósito que no es otro que el de propagarse a costa de ponérselo fácil.

En Europa ya se incrementan los contagios y ya están en otra pandemia que sería para nosotros la tercera ola porque llegará hasta aquí en breve por lo que mientras no tengamos tratamientos más eficaces y una vacuna segura y esperanzadora las únicas armas que disponemos son las de la prevención, educación sanitaria y respeto hacia los demás.

 

No es cuestión de frío o calor por Patricio Caballero Barrios C&B Consultoría

 

Patricio Caballero Barrios, DUE Experto y Coordinador de Formación Sanitaria de C&B Business Management Consulting

 

¡Síguenos en LinkedIn y recibe más artículos como este!

Share